152 muertos en un edificio de talleres que fabricaba para Primark y Mango

1366789894_0

Al menos 170 personas han muerto y un millar han resultado heridas al derrumbarse un edificio de ocho pisos en las afueras de Dacca, capital de Bangladesh, según ha informado una fuente de los servicios de rescate.

El edificio Rana Plaza se ha venido abajo a primera hora de la mañana en la población de Savar, a 24 kilómetros al noroeste de la capital, ha informado el director adjunto del Cuerpo de Bomberos de Dacca, Salim Newaj Bhuyian. Bajo los escombros han quedado atrapados cientos de personas.

El complejo alberga un mercado, varias fábricas de textiles y una sucursal de un banco.

Dos de los talleres textiles, New Wave Style y New Wave Bottom, confeccionaban ropa para la compañía española Mango y para la italiana Benetton, según ha afirmado a Afp la organización Bangladesh Center for Workers Solidarity. Ninguna de las marcas ha podido ser contactada, según la agencia.

Según ‘The telegraph’ y el ‘FT’, la mayorista New Wave Style también realizaba trabajos textiles para Primark, Matalan y Bonmarche, muy populares en el Reino Unido, según aseguraba la firma en su web.

Sin embargo, el diario británico asegura que Benetton ha negado que fueran sus proveedores y Matalan han emitido un comunicado para confirmar que, aunque New Wave Style “ha sido nuestro proveedor”, ahora no tienen contratos con ellos.

Los bomberos y personal militar y policial han rescatado a unas 60 personas de entre los escombros, mientras continúan las labores de auxilio en busca de supervivientes.

Uno de los bomberos ha asegurado que unas 2.000 personas se encontraban en el interior del edificio cuando la última planta se desplomó, haciendo caer todo el inmueble.

Según el periódico ‘The Daily Star’, se escuchaban gritos de ayuda bajo los restos del edificio. Newai ha señalado que se desconoce el número de personas que han quedado atrapadas entre los escombros, aunque residentes de la zona han asegurado que cientos de personas se encontraban en su interior.

“Estaba trabajando en el tercer piso cuando, de pronto, he escuchado un ruido ensordecedor. Sin entender qué estaba ocurriendo salí corriendo y algo me golpeó en la cabeza”, ha relatado un trabajador de una de las fábricas del edificio.

Un portavoz de la policía, Mohammad Asaduzzaman, ha informado de que los dueños de la fábrica ignoraron la advertencia de no dejar entrar en el edificio a los trabajadores tras haberse encontrado ayer una grieta en el inmueble.

Según el ministro del Interior, Muhiudin Khan, el edificio se construyó sin respetar la legislación en vigor.

Algunos de los obreros de los talleres de confección se habían quejado el martes por la noche de la existencia de fisuras, lo que desató el pánico entre los trabajadores. Llegó incluso a provocar una avalancha en la que resultaron heridas diez personas. Pero tuvieron que volver a trabajar por orden de sus jefes.

En 2006, 61 personas resultaron muertas y otras 86 heridas al derrumbarse un edificio de nueve pisos en la misma población donde hoy se ha producido el nuevo siniestro.

Fuente: El Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s