La Administración Obama deporta a más de 1.000 inmigrantes al día

El gobierno del presidente Barack Obama deporta a más de 1.000 inmigrantes diariamente, pese a sus promesas de detener esa práctica, denuncian este jueves defensores de los derechos de estas personas.

Estadísticas muestran que desde el año fiscal 2009, incluyendo los primeros cuatro años de la administración Obama hasta la fecha, se ejecutaron más de un millón y medio de deportaciones y existen pocos indicios de que las tasas se estén desacelerando.

Durante 2012 fue roto el récord con 409.849 personas enviadas a su país de origen, y el promedio diario llega a 1.123 personas, destaca un artículo del periódico digital Huffingtonpost.com.

Algunos grupos consideran que para complacer a los republicanos, el presidente llevó a muchas personas a tener una vida de “miedo, incertidumbre y angustia”, y convirtió a los inmigrantes en una moneda de intercambio político.

La publicación digital aborda casos de personas afectadas por esta política de la Casa Blanca, incluyendo, entre otros, el caso de un madre de cinco ciudadanos estadounidenses, deportada este mes luego de fracasar los intentos para que permaneciera en el país.

Un plan de reforma migratoria introducido recientemente en el Senado permitiría a muchos de los deportados regresar al país si son jóvenes que llegaron aquí cuando eran niños o si tienen un cónyuge o es padre de un ciudadano o residente permanente legal.

Mientras en el Congreso se debate la situación de un estimado de 11 millones de personas que viven en la sombra, más de un millón de familias, incluyendo niños ciudadanos estadounidenses, están atrapados en el rejuego político en el Congreso, señalan grupos comunitarios.

Según Tania Unzueta, del grupo de defensa de los inmigrantes National Day Laborer Organizing Network, todos los días recibe de todas partes del país llamadas de personas que enfrentan la separación de sus familias debido a las políticas de deportación.

Para muchos activistas, Obama no sólo separa un número sin precedentes de familias, sino que alimenta una máquina de encarcelación en masa, mientras argumenta que para evitar esto presiona para una reforma de las leyes.

Para muchos activistas no son suficientes los pasos dados por el gobierno para evitar las deportaciones, entre estos la Ley de Acción Diferida para los que llegaron aquí cuando eran niños, y exigen que la reforma debe llegar lo más rápido posible.

En la actualidad el Senado estadounidense negocia un plan de reforma migratoria que pudiera ser votado antes del verano.

PL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s