Ada Colau, ha afirmado que hay “un abismo” entre lo que es el ‘escrache’ y lo que algunos políticos dicen que es

La portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Ada Colau, ha afirmado que hay “un abismo” entre lo que es el ‘escrache’ y lo que algunos políticos dicen que es, en referencia a las últimas interpelaciones que se han hecho respecto al carácter poco democrático de esta práctica. 

Lo ha dicho en un debate organizado este pasado jueves por el Colegio de Abogados de Barcelona (Icab) sobre los límites legales del ‘escrache’, en el que ha declarado que si fuera ilegal “todo el mundo estaría encarcelado”, y que otra cosa es que sea molesto.

Para Colau el debate sobre el ‘escrache’ ha estado “alterado y viciado”, y tendría que entenderse que estos métodos se han empezado a practicar después de haber hablado con políticos, presentado recursos en los juzgados y propuestas legislativas, entre muchas otras prácticas, sin recibir ninguna respuesta, por lo que la PAH se ha visto obligada a hacer visible la responsabilidad individual de algunos políticos para que actúen.

Según la exconsellera Montserrat Tura, los ‘escraches’ son una consecuencia de la conflictividad social y de la manera que tienen algunos políticos de hacer política, en la que los responsables no se atreven a plantar cara a la situación: “El modelo de hacer política es el del político escondido”, ha ironizado.

   Tura ha recalcado que, pese a no estar de acuerdo con perseguir la opinión individual de las personas, esta práctica es la respuesta de encontrarse al límite, lo que también ocurre en los casos de pobreza energética, alimentaria y otras, porque la situación de crisis es grave.

   En términos legales, el abogado penalista Josep Riba ha dicho que es “imposible” calificar el ‘escrache’ dentro del código penal, pues son manifestaciones pacíficas que, en el mayor de los casos, se encuentran en conflicto con otros derechos fundamentales.

   En esta situación, se debe ponderar qué vulneraciones generan un conflicto mayor, por lo que hay que estimar qué derechos se vulneran: derecho a la vivienda y a la manifestación en el caso de los que realizan ‘escrache’, y derecho a la intimidad personal, para los que lo sufren.

“LEGITIMIDAD”

   Para el profesor de sociología de la UAB, Xavier Bonal, el ‘escrache’ sería una técnica de reivindicación social que se debe interpretar por su “legitimidad” y no por su carácter legal, y que no se puede obviar la distancia que hay entre la clase política y la ciudadanía.

   Bonal ha recordado que estamos ante un derecho fundamental, y ha declarado que no tendría que ser ilegítimo señalar a personas que podrían solucionar ciertos problemas, y que no lo hacen por su “pasividad o por intereses”.

   Una opinión radicalmente opuesta al ‘escrache’ es la que ha mantenido durante el debate el periodista Manuel Cuyàs, que ha defendido que los políticos son “de carne y hueso”, que no trabajan las 24 horas del día y que esta práctica puede vulnerar su derecho a la intimidad.

   Acerca de la búsqueda de soluciones, algunos de los invitados han defendido seguir presentando procedimientos por los canales tradicionales, pero Colau ha recordado que “todo se ha hecho y aquí no ha pasado nada”, por lo que sólo queda presionar al PP, que es quien tiene la mayoría absoluta y la potestad para cambiar la Ley Hipotecaria.

Efe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s