El Gobierno se enreda en sus propias mentiras y ya no sabe si los recortes en Dependencia son nuevas o viejas medidas

El Gobierno de Mariano Rajoy vive sumido en el más completo desconcierto. Son tantas las correcciones, o mentiras, que hacen al cabo del mes que acaban por no saber ni qué están diciendo. El último ejemplo lo ha protagonizado, Ana Mato, ministra de Sanidad Para aliviarse la presión y el escándalo de haber firmado un nuevo recorte de 1.100 millones en Dependencia, se descuelga diciendo que son “recortes viejos”. Dejando por mentirosa a Soraya Saénz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno.

 En efecto, la semana pasada, la vicepresidenta, la detallar el tan cacareado y desplumado II paquete de reformas del Gobierno, y entre los nuevos recortes que exigía Bruselas para conceder un poco más de tiempo a España para enjugar su déficit, la vicepresidenta señaló un recorte, ahorro es el eufemismo que emplea el PP, de 1.100 millones de euros en los programas de ayuda a la dependencia.

 Obviamente, este nuevo tijeretazo a unas partidas que ya estaban en lis huesos y que están empujando a la desesperación a miles de afectados que ven cómo el Gobierno pretende cuadrar las cuentas con su sufrimiento personal. Ante la oleada de protestas, Ana Mato, de imaginación fértil, no hay más que recordar sus repuestas a la financiación de sus viajes y fiestas, o la aparición de lujosos coches en su garaje particular, ha encontrado la explicación perfecta: ¿recortes, qué recortes?.

 Según la versión de Mato, estos ‘ahorros’ en el eufemismo es en lo único que está de acuerdo con su supuesta jefa en el Gabinete de Gobierno, no son nuevos. Se trata de cuatro medidas acordadas el pasado año con las comunidades autónomas para implantarse este año y el próximo.

 En su ministerio detallan que las citadas medidas fueron la reducción del 15% de la prestación a cuidado familiar, la eliminación del pago de cuotas de la seguridad social de cuidadores familiares, priorizar las prestaciones a servicios profesionales y la fijación del copago del ciudadano en un 5%. Para que no quede ninguna duda, los portavoces autorizados remachan que el Gobierno (al menos la parte que a ellos les toca) no prevé endurecer “ninguna de estas medidas ni este año, ni el que viene, ni después”.

 Explicación perfecta, por tanto: hay unos cómplices, las comunidades autónomas, no son recortes nuevos y además, se diluirán en el tiempo. La única ‘pega’ a esta versión es que, de hecho, la Vicepresidenta del Gobierno queda como una perfecta mentirosa o como una perfecta estúpida. O bien mentía, al intentar rellenar de contenido un plan que nacía vacío de ideas y de nuevas aportaciones: O bien es estúpida y desde los ministerios le han colado como mercancía nueva viejos recortes sin que se enterase de nada. Algo, al parecer, habitual en las sesiones del Consejo de Ministros.

Fuente: Diarioprogresista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s