El PP de Tarragona pide un censo de mendigos para expulsarlos de la ciudad

El portavoz de los conservadores en el Ayuntamiento asegura que “la mendicidad no está permitida” y que “debería considerarse una falta grave porque afecta a la libre circulación de las personas y a la libre actividad económica”. Afirma que la mayoría forman parte de mafias.

Una persona sin hogar se protege con una manta del frío en una calle de Madrid.

Una persona sin hogar se protege con una manta del frío en una calle de Madrid.– EFE

El portavoz del grupo municipal del Partido Popular de Catalunya en Tarragona, Alejandro Fernández, ha anunciado este martes que pedirá un censo de mendigos para expulsarlos de la ciudad porque “la mayoría” de ellos “forma parte de mafias organizadas”.

Según informa el PP en un comunicado, los conservadores pedirán mediante una moción una ordenanza específica de mendicidad que incluya este censo de personas sin hogar porque los vecinos “no tienen por qué aguantar no poder entrar en un cajero o en los comercios, o ser molestados en plena calle“.

“Los vecinos no tienen por qué aguantar no poder entrar en un cajero”, diceFernández afirma que “la mendicidad no es una actividad permitida en Tarragona, ni una actividad legal” y “en nuestra ciudad se considera una falta leve”.

Pero “estamos hablando de una actividad que muchas veces hace una ocupación ilegal de la vía pública, y que debería considerarse una falta grave porque afecta a la libre circulación de las personas y a la libre actividad económica”, añade.

El portavoz del PP cree que el censo permitirá ayudar a los servicios sociales y a las ONG a identificar a los que “no forman parte de mafias y tienen problemas en la mayoría de los casos relacionados con adicciones, alcoholismo, etc.”.

Fernández cita los ejemplos de “alcaldes como Rudolph Giuliani en Nueva York o García Albiol” en Badalona -este último se enfrenta a la petición de la Fiscalía de un año de prisión por incitar a la discriminación de los rumanos– como modelos y considera que “la política del buenismo no funciona, tal y como se ha demostrado en el caso de Can Vies “, el centro social okupado de Barcelona cuya demolición origino disturbios y protestas en el barrio de Sants.

Fuente: Publico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s