“El conflicto con Telepizza generó una importante repercusión en la ciudad”

Intentamos estar presentes en todas las movilizaciones, pero siempre con un mensaje propio que no podemos dejar de lado. Valentín Rodríguez, secretario de tesorería y jurídica de la CNT salmantina nos repasa la actualidad de su sindicato, destacando los aspectos positivos y negativos que en su seno se producen. Aunque queda mucho trabajo que realizar, cabe destacar el importante ascenso cualitativo y cuantitativo experimentado en los últimos años.

Redacción | Periódico CNT

Pregunta.— Haznos una introducción a la actual composición de clases en Salamanca

Respuesta.— No es muy diferente de la que puede haber en otras localidades. Existe una clase que trabaja, que busca trabajo o que malvive con una pensión, estos últimos mayoritarios, y otra clase que vive del cuento. Esto no ha cambiado nada. El tejido social está muy fragmentado, el asociacionismo vecinal está bastante limitado y muy orientado a la búsqueda de protagonismo de unos pocos o a ofrecer formas alternativas de ocio o de consumo. Existen algunas propuesta, a través de Centros Sociales, pero tienen muy poca repercusión social, especialmente fuera del ámbito universitario. Y es que este es uno de los problemas de nuestra ciudad, el hacer converger a las personas que vienen de fuera a estudiar, mayoritariamente jóvenes, y a las que viven en la ciudad, con importante presencia de personas ancianas.

P.— ¿Cuál es la composición política a nivel oficial?

R.— El gobierno en los últimos veinte años ha estado en manos del Partido Popular, a través de la figura del cacique que hace con su cortijo lo que le viene en gana. El Partido Socialista no ha sido capaz de convencer al electorado y posiblemente ni siquiera así mismo; mientras que el resto de la izquierda apenas ha tenido presencia en ningún ámbito por estar muy fragmentada; y por ser la población especialmente conservadora. Una de las características del Gobierno Local del Partido Popular ha sido la de una fuerte limitación del uso social de las calles de Salamanca, algo que ha generado una fuerte repercusión en la actividad y economía de nuestro sindicato.

P.— ¿Cuál es la trayectoria reciente de la CNT en Salamanca y su presencia en las empresas y sectores productivos?

R.— En los últimos años la presencia del sindicato ha destacado especialmente en el sector de enseñanza y en el sector del comercio y hostelería; dos de los sectores más importantes de la ciudad. El sector de la enseñanza es muy importante, por el peso que tiene la Universidad de Salamanca; se trata de una ciudad de unos 150.000 habitantes y se estima que hay unos 25.000 estudiantes. Esto genera también que el sector de hostelería tenga también bastante importancia en la ciudad, especialmente el centrado en el ocio nocturno. Además, al tratarse de una ciudad con una importante afluencia de turistas, también cobra mucha importancia el sector del comercio.

P.— ¿Ha habido recientemente algún conflicto laboral que destaque sobre los demás?

R.— En los últimos años cabe destacar el conflicto con Telepizza, debido al mal estado de las motos, a los bajos salarios y a la precariedad general alrededor de esta empresa y del sector de reparto a domicilio. Es de destacar especialmente por las diferentes muestras de solidaridad que recibimos de la CNT y de la AIT. Aunque se han mantenido otros conflictos con pequeñas empresas que se han solucionado de forma mucho más satisfactoria, el conflicto con Telepizza generó bastante implicación y solidaridad, así como una importante repercusión en toda la ciudad. Durante el conflicto, la sección sindical fue un referente de sindicalismo asambleario para los trabajadores. En los últimos meses, además, se viene desarrollando una importante campaña en el sector del comercio, contra la apertura de festivos; siendo la única organización que se ha opuesto, de forma sincera y pública, contra esta medida.

P.— ¿Qué aspectos positivos y negativos destacarías de tu sindicato?

R.— Como principal aspecto positivo, la continua actividad que se mantiene en la calle, a través de acciones de solidaridad, acciones informativas, así como actividades de distribución de propaganda. Siendo el principal referente de sindicalismo activo en la ciudad, si bien no tenemos constancia de que haya otra organización sindical que no practique sindicalismo pasivo, es decir, que no participe de las elecciones sindicales o reciba subvenciones, por ejemplo. Esto ha generado en los últimos años que la CNT haya sido la principal impulsora de huelgas sectoriales de enseñanza e incluso huelgas generales, como fue el caso del pasado 14N. Como aspecto negativo es que al tratarse de una ciudad con nulas posibilidades de empleo, en los últimos meses y años muchos compañeros y compañeras han tenido que abandonar la ciudad, lo que ha estancado el crecimiento del sindicato; aunque casi siempre estos compañeros y compañeras han continuado militando allí donde han ido a parar.

P.— ¿Cuál es el ambiente de conflictividad obrera en la localidad? ¿Y a nivel social?

R.— El ambiente de conflictividad es muy limitado y reducido. No hay conflictividad más allá de conflictos puntuales y resulta muy difícil hacer converger diferentes conflictos laborales, porque cada trabajador parece que sólo mira por lo suyo. Los trabajadores que están en conflicto con su empresa no se solidarizan con las trabajadoras en conflicto de otra empresa. A nivel social ocurre también algo muy parecido; y muchas veces la conflictividad está muy condicionada a la repercusión mediática, no hay una continuidad más allá de lo que marcan los medios de comunicación.

P.— ¿Tenéis relación con otras fuerzas sindicales y/o sociales?

R.— No tenemos relaciones continuadas con ninguna Organización, sólo establecemos relaciones puntualmente cuando es necesario, ya sea en conflictos o en movilizaciones. Por ejemplo, para huelgas contactamos con todos los sindicatos e intentamos coordinarnos en la medida de las posibilidades con ellos. Nunca hablamos de sindicalismo alternativo porque no nos gusta confundir a la gente ni hacerle campañas electorales a ninguna organización. Del mismo modo intentamos estar presentes en todas las movilizaciones, pero siempre con un mensaje propio que no podemos dejar de lado porque entendemos que la colaboración no debe confundirse con ocultar las líneas de diferenciación ni sacrificar nuestra personalidad colectiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s