Ebooks en Europa: un mercado tradicional con falta de catálogo y precios altos

  • Un análisis sobre los mercados de Francia, Alemania e Italia muestra que la facturación del ebook apenas sobrepasa el 5% en estos países, un dato semejante al español.
  • Los estudios recalcan que faltan títulos digitalizados y un mayor dinamismo en los precios.
  • La mayoría de las plataformas no ofrece datos sobre su número de usuarios.

– Madrid

Libros electrónicos (Foto: jmerelo, Flikr)

El mercado de los libros electrónicos es posiblemente el que más trabas sufre en su acceso al mundo digital. Hay varios motivos que lo explican: la venta de libros impresos aún sigue estando muy por delante de los ebooks, por lo que muchos editores aún no ven razones para lanzarse –o, al menos, promocionar– sus productos en formato digital. A ello se suma el hecho de ser un sector muy protegido por las leyes de comercio. Es de los pocos productos regidos por una Ley de Precio Fijo por lo que no puede haber ningún dinamismo por parte de otros actores de la cadena, como pudieran ser las nuevas plataformas de venta online. Además, cuenta con un IVA que le perjudica con respecto al libro impreso en todos los países de la Unión Europea.

A estos factores estructurales se unen los coyunturales que afectan de la misma manera en Francia, Alemania, Italia y España: un escaso catálogo (en España sólo se ha digitalizado el 23,2% del total de libros editados, según datos de 2013) y precios altos (en Alemania un 30% de los lectores destaca que no comprará ebooks por esta razón) que, por otra parte, no repercuten en demasía en los autores.

Todo ello hace que la facturación –ya de por sí a la baja en el libro impreso– no supere el 5% del total en estos países de la Unión. Nada que ver con las cifras alcanzadas ya en Estados Unidos y Reino Unido donde se pasan las dos decenas. Así, pese a que se ofrezcan datos de la llamada piratería (hasta en un 86% de los contenidos, el 12% en libros,  según el Observatorio de piratería y de hábito de consumo digitales de 2012), la conclusión es que falta contenido lícito online, como recalcaba en su análisis al respecto Julio Alonso, autor del blog Universo abierto de la Universidad de Salamanca.

Otro de los fenómenos es Amazon, la tienda norteamericana que ya se ha implantado en Europa y que ha conseguido entre el 35% y el 45% de la comercialización de los ebooks en los países citados (aunque desconocemos las cifras exactas). Ha conseguido desplazar a las tiendas locales, incluso aunque en algunos países comenzaran mucho antes de su llegada, como, por ejemplo, Alemania, donde los libreros pusieron en marcha Libreka ya en 2007. En España, no obstante, sí es cierto que Amazon llegó a un terreno yermo en esta cuestión.

En conclusión, el mercado del lìbro electrónico, a pesar de que muestra signos de crecimiento, es el que dispone aún de mucho más recorrido para lograr un desarrollo pleno.

Francia

Las cifras: la facturación del libro electrónico solo supone un 3% de todo el mercado, según las últimas cifras de 2013. Tampoco es un país en el que hayan entrado con fuerza los dispositivos. De hecho, su número es menor que en España. Según la consultora Gfk, a finales de 2013 sólo había 15 millones de smartphones, cinco millones de tabletas y 500.000 ereaders. Todo ello en un país de 66 millones de habitantes

Además, las críticas por parte de los usuarios son unánimes: falta de catálogo y los precios, demasiado altos.

El Gobierno, no obstante, sí se ha movido para flexibilizar la venta de libros electrónicos. De hecho, en 2013 fue amenazado por la UE por pretender rebajar su IVA al 5,5% (como tienen los libros en papel). También ha exigido a Amazon en los tribunales que cambie su política de descuentos y gastos de envíos por no cumplir la Ley del Precio Fijo y hace unos meses aprobó la conocida como Ley anti Amazon.

Kindle Francia: Llegó en octubre de 2011 con 825.000 títulos, aunque sólo 40.000 en francés. En la actualidad, su cuota de mercado está en torno al 30-40%.

Numilog: Es una distribuidora y librería francesa de ebooks fundada en el año 2000. En 2008 fue adquirida por el grupo Hachette,  aunque en 2012 volvió a las manos de su fundador Denis Zwirn. Posee 100.000 títulos (60.000 en francés y 40.000 en otras lenguas), algunos de ellos gratuitos y sin DRM. Tiene contratos con otras tiendas como la Fnac, que distribuyen sus ebooks. No hay cifras de su número de ventas ni usuarios.

Eden-Livres: Distribuidora puesta en marcha en 2009 por las grandes editoriales. Cuenta con un catálogo de 20.000 títulos en digital que distribuye en 150 librerías.

Editis: Filial del grupo Planeta desde 2008, es el segundo grupo editorial francés que también ha montado una plataforma de distribución de ebooks de literatura, educación, referencia (como diccionarios).

Servicio de préstamo: en septiembre de 2014, el Ministerio de Cultura puso en marcha un servicio de préstamo de libros electrónicos a través de la plataforma Montpellier Aglommeration. Están disponibles 2200 títulos en diferentes bibliotecas y librerías del país, y ha contado con el respaldo de las principales editoriales del país (Gallimard, Le Seuil, Denoel…) A diferencia del sistema español de ebiblio, que cuenta con una sola distribuidora, Libranda, en este proyecto entran diferentes distribuidores que ofrecen sus ebooks a la plataforma y son las bibliotecas las que le solicitan y compran los libros que quieren. Eso sí, el precio lo ponen los editores, lo cual ya ha recibido varias quejas por parte de los bibliotecarios que creen que es demasiado alto.

Alemania

Las cifras: el mercado del ebook en 2012 era del 2,4%. Además, un estudio de Gfk señala que sólo el 54% de las novedades y el 29% del fondo se encontraba digitalizado.   Otra encuesta –esta de 2013- señala que sólo el 3,5% de la población compra ebooks regularmente y el 27,6% no piensa hacerlo nunca. Además, un 33,1% sostiene que está “insatisfecho” con el catálogo que se ofrece en las librerías y el 30% encuentra los libros digitales “demasiado caros”. Tampoco se fían mucho de las librerías locales (por la selección, precio y el acceso) y prefieren la tienda Amazon.

Plataformas:

Kindle Alemania: Llegó en abril de 2011 con 625.000 títulos, 25.000 de ellos en alemán. Su cuota de mercado bascula en los mismos porcentajes que en el resto de países europeos, excepto Reino Unido: en torno al 30-40%.

Ebook.de: Es la librería digital pionera en Alemania. Fue fundada en el año 1999 con el nombre de libri.de, aunque en 2012 cambió la nomenclatura por ebook.de. Ya aquel año contaba con 600.000 títulos en formato epub y PDF. No hay datos de usuarios.

Libreka.de: Es una plataforma constituida por el gremio de libreros alemanes en 2008. Posee  1.145.216 E-Books. No hay datos de sus usuarios.

Italia

Las cifras: Su cuota de mercado era del 4% en 2013. Las ventas de las lìbrerías online representaron un 16% del total aunque Amazon ocupa una posición predominante con entre el 35% y el 40% de todo el mercado.

Se perciben los mismos problemas que en Alemania y Francia: no hay dispositivos, (dos millones de tabletas) y los precios son altos (10,44 euros de media, frente a los 11,07 en 2011). Entre 2011 y 2013 las ventas aumentaron en un 740%, pero partiendo de unos escasos 3.7 millones de euros.

Plataformas:

Kindle Italia: Abrió en diciembre de 2011 con 16.000 títulos en italiano.

Feltrinelli: La prestigiosa editorial y cadena de librerías también tiene su propia tienda online asociada con Kobo.

Mondadori: Esta editorial también cuenta con su propia librería online, aunque no ofrece datos ni de usuarios ni del catálogo.

Tim Reading: Pertenece a Telecom Italia. No solo ofrece ebooks sino también otro tipo de publicaciones como periódicos y revistas.

UltimaBooks: Más de 100.000 títulos, muchos de ellos gratuitos. Forma parte de Simplicissimus Book Farm, fundada en 2006, una de las primeras plataformas de libros electrónicos en Italia. En los últimos tiempos también ha apostado por la autopublicación.

Net-ebook:  Posee más de 86.000 títulos y pertenece al grupo MediaMarkt. Tiene contratos con las principales editoriales italianas. No hay cifras de usuarios.

Y en España:

El mercado del ebook se encuentra contenido desde hace un par de años, entre otras cosas porque apenas ha cambiado el precio ni tampoco la promoción de los libros digitales. Además, sigue faltando catálogo. La facturación fue en 2013 de 80,26 millones de euros, si bien, apenas supone más del 3,7% del total, un porcentaje casi inamovible desde 2012.

Si bien la venta de dispositivos es bastante alta –la media es de seis aparatos por persona-, estas cifras no se traducen en la comercialización de libros digitales, a los que se puede acceder desde las tiendas multinacionales como Amazon, que llegó en diciembre de 2011, Apple o Google Play, hasta las locales (Lacasadellibro.com,  Elcorteingles.es o la reciente Lektu).

En septiembre se puso en marcha el primer servicio de préstamo electrónico a nivel estatal con la plataforma ebiblio, que cuenta con la distribuidora Libranda –más algunos títulos distribuidos por Odilo- y para la que se han aportado 1.500 títulos digitales.

Foto: JJ Merelo

Fuente: VoxPopuli

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s