Robot de Blanca Li

Robot

Coreografía: Blanca Li

Teatros del Canal (Madrid)

12 de abril de 2014

robot01El reto de los espectáculos que incorporan nuevas tecnologías en escena es superar el formato de catálogo de posibilidades técnicas. Blanca Li lo logra con el estreno en España de su última pieza, Robot. Se trata de un espectáculo futurista pero a la vez muy coetáneo. En su base está la reflexión sobre cómo nos relacionamos con las máquinas, que hoy en día ya forman parte de nuestro cotidiano (móviles, aspiradoras inteligentes…).

El aura de ciencia ficción cinematográfica viene de la mano de la aparición en escena de los robots NAO, pequeños muñecos autómatas de inteligencia programada. Estos robots protagonizan algunas de las escenas de mayor impacto de la propuesta de la coreógrafa española afincada en París. Son muy reseñables el pas de deuxque baila uno de los autómatas con un bailarín “de carne y hueso” y un número musical en el que otro interpreta el bolero Bésame mucho. Arrancan la ternura y la carcajada respectivamente, porque este espectáculo, a pesar de ser muy tecnológico, no es nada frío.

Los humanoides no son los únicos robots del espectáculo, que está repleto allá donde se mire de distintas tecnologías: la música está interpretada en directo por unos objetos animados que producen percusiones, el inicio es una proyección de impecable efecto visual, uno de los bailarines lleva un traje con sensores que activan distintos sonidos y efectos lumínicos como respuesta al movimiento… Con mucho sentido del humor y cierta estética japonesa, el espectáculo va transcurriendo entre escenas de sencilla narrativa. La complejidad técnica se rebaja con la sencillez dramatúrgica.

En lo corporal, sincronizaciones y cánones coreográficos dan idea de engranaje, acentuada por momentos en los que los bailarines están conectados a unos cables o incluso se disfrazan ellos mismos de robots. Se produce entonces una suerte de encuentro: la humanización de los autómatas a través de las emociones y con la mecanización del cuerpo. En lo sutil, Blanca Li presenta la posibilidad de un género híbrido: el androide, la integración del hombre y la máquina. Lo innegable es que la convivencia de ambas especies ya se está produciendo, y esto inspira conjeturas sobre el futuro, como este trabajo

Fuente: http://www.susy-q.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s