La fundación de Aznar mantiene a ocho patronos salpicados por Gürtel o el ‘caso Bárcenas’

Todos ellos han tenido que declarar ante el juez, bien como testigos o como imputados, o han sido acusados por el instructor. El exsecretario general del PP Ángel Acebes, imputado por un supuesto delito de apropiación indebida, forma parte de la institución como vocal. Este laboratorio político, el que recibe las mayores subvenciones públicas, obtuvo este año 1,3 millones de euros de Exteriores y Cultura.

Ángel Acebes, Mariano Rajoy y José María Aznar, durante la presentación de un libro de FAES.Ángel Acebes, Mariano Rajoy y José María Aznar, durante la presentación de un libro de FAES. – Foto FAES

El exsecretario general del PP Ángel Acebes (2004-2008), imputado esta semana por el juez Pablo Ruz en la pieza de los papeles de Bárcenas, todavía se mueve en la órbita del PP, más allá de la militancia. El exministro del Interior forma parte, en calidad de vocal, de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), el laboratorio de ideas afín a los populares que preside el exjefe del Gobierno José María Aznar. Acebes ha sido citado a declarar el próximo martes en la Audiencia Nacional por la compra de acciones de Libertad Digital con cargo presuntamente a la ‘caja B’ de Génova. El instructor le atribuye un presunto delito de apropiación indebida en su modalidad de “comisión por omisión” por “su responsabilidad respecto al eventual conocimiento y autorización de la operación”, enmarcada en la ampliación de capital del citado medio.

Acebes no es el único integrante del patronato de FAES salpicado por el caso Gürtel o su pieza separada de los papeles de Bárcenas. Junto a él existen otros siete miembros que han sido llamados a declarar -bien como imputados o como testigos- en ambas investigaciones o que han sido acusados por el instructor. La memoria de actividades de FAES de 2013 incluye a todos ellos como miembros del “máximo órgano de la fundación”. Los patronos celebran dos reuniones al año en las que “se aprueban las cuentas de cada ejercicio y la memoria anual, se supervisan las actividades realizadas y se establecen las líneas de actuación de las diversas áreas”. A diferencia de estos ocho, hay otros vocales del patronato, como Eduardo Zaplana, que presumen de no haberse visto afectados por el caso Gürtel o la contabilidad de Bárcenas: “Nunca he sido citado como testigo ni como imputado”, sostiene Zaplana.

Como vicepresidenta del patronato figura la actual secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. La número dos de Mariano Rajoy en Génova desfiló en agosto de 2013 por el Juzgado Central de Instrucción número 5 -podía haber respondido por escrito- en calidad de testigo para negar una supuesta financiación ilegal del partido, así como la concesión de sobresueldos en negro a destacados cargos de la formación. Por otro lado, un auto de la Audiencia Nacional la incluía este miércoles como supuesta conocera de la trama que financió su campaña de 2007 con una mordida.

La citación de Cospedal se produjo en el mismo auto en que el juez Ruz pidió que testificaran dos de sus antecesores en Génova: Javier Arenas (1999-2003), el mediador de Génova en las conversaciones con su extesorero Luis Bárcenas, y Francisco Álvarez-Cascos (1989-1999). Ambos también continúan ligados a FAES como vocales del patronato, según aparece en la última memoria del think tank como en su página web. Es llamativo el caso del exnúmero dos del Gobierno y exministro de Fomento, que dejó el PP en enero 2011 después de 34 años de militancia ininterrumpida y que ahora preside Foro Asturias. Su nombre aparece en un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional remitido a Ruz que le sitúa como el “mayor perceptor de dinero” de la trama Gürtel. Cascos calificó el documento de “absoluta falsedad”.

La UDEF relaciona al exministro con las siglas P.A.C., que aparecen en documentos incautados en Gürtel como perceptoras de comisiones de la red corrupta, después de cruzar estas diligencias con la contabilidad paralela de los papeles de Bárcenas. El informe dice que la sociedad Rialgreen SL facturó más de tres millones de euros al PP por trabajos en las campañas de 2003 y 2004. Un beneficio, apunta la Policía Nacional, que se dividió en dos parte iguales: una para el administrador de Asian Deluxe Group, José Luis Roig Gallego, y la persona identificada como P.A.C; y otra que se distribuyó supuestamente entre seis individuos. Este grupo, además de P.A.C, lo habrían formado Luis Bárcenas, Jesús Sepúlveda, Jesús Merino, Francisco Correa y Gerardo Galeote. Este último, exasesor personal de Mariano Rajoy para asuntos internacionales, también es vocal de FAES.

El que fuera portavoz popular en el Parlamento Europeo dejó de trabajar para el PP nacional el pasado marzo. Si bien Galeote nunca ha estado formalmente imputado en el caso Gürtel, el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón llegó a acusarle, en base a un informe de la UDEF, de haber podido percibir “directa o indirectamente” 652.310 euros de la red corrupta.

Así, Garzón remitió al TSJM los indicios que reunió contra Galeote y emplazó al tribunal a inhibirse también en favor del Supremo, puesto que el implicado gozaba de la condición de aforado al ser eurodiputado. El instructor de Gürtel en el TSJM, Antonio Pedreira, archivó la causa contra Galeote, que ahora ya no es diputado en Bruselas. La hemeroteca recoge así como el propio Rajoy defendía a Galeote y Bárcenas en 2009: “Estas dos personas no están imputadas por ningún tribunal. La propia Fiscalía ha pedido que no se mande al Supremo. Ellos afirman su inocencia y estoy seguro de que nadie podrá probar que no son inocentes”.

Por su parte, el primer testigo que compareció ante el juez Ruz en la pieza separada de los papeles de Bárcenas, Eugenio Nasarre, pertenece igualmente al patronato de la fundación de Aznar. Nasarre confirmó al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 en mayo de 2013 que Génova abonó a sus altos cargos sobresueldos “estandarizados”. Él mismo admitió que durante cuatro años (de 2000 a 2004) percibió 1.800 euros al mes como secretario de Estudios y Programas y luego coordinador, además de su sueldo como parlamentario. El diputado nacional por Granada explicó a Ruz que esta cantidad no la fijaban ni Álvaro Lapuerta ni Luis Bárcenas, entonces máximos responsables de la finanzas del partido, sino por “la Secretaría General”, en aquellos años ocupada por Javier Arenas.

En calidad de testigo también ha declarado a citación de Ruz la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre. Ella también es vocal de FAES. La exjefa del Gobierno regional se acogió a declarar por escrito y negó el pasado diciembre que ordenara o prohibiera al entonces viceconsejero de Presidencia, Alberto López Viejo -imputado en la trama-, que dejara de contratar con la red Gürtel. Unas declaraciones de la dirigente popular cuatro años antes motivaron que el juez se interesara por su actuación.

Otro vocal de FAES que ha tenido que comparecer ante la Justicia por el caso Bárcenas ha sido Jaime Ignacio del Burgo. El abogado relató al instructor de la Audiencia Nacional cómo el expresidente Aznar autorizó en 1991 que el entonces consejero de Salud de Navarra, Calixto Ayesa, percibiera por mediación suya un sobresueldo de 3,9 millones de pesetas (23.439 euros). El exdiputado de Unión del Pueblo Navarro (UPN) dijo que esta operación tuvo por objeto “compensar” a Ayesa por el “quebranto económico” de tener que cerrar su clínica dermatológica para ser consejero. Fue precisamente Luis Bárcenas, según relató Del Burgo al juez, quien le entregó el dinero en efectivo en “sobres marrones”.

Del Burgo admitió también haber recibido en 500.000 pesetas (3.000 euros) en 2001 para ayudar a una concejal navarra a la que un atentado terrorista había destrozado su casa. El expresidente del PP de Navarra siempre ha dejado claro que él “nunca cobró dinero negro del Partido Popular”. “Difícilmente puede considerarse dinero negro la percepción -para su entrega a terceros-, de cantidades de las que consta documentalmente tanto mi recibí, dejando constancia expresa de su finalidad, como el recibí de la entrega a su destinatario”, ha reiterado.

Inyecciones de dinero de las arcas públicas

La fundación de Aznar es el laboratorio que más subvenciones públicas recibe entre los vinculados a fuerzas representadas en las Cortes. Este año ha conseguido sendas ayudas de la Administración General del Estado por valor de 1,3 millones de euros. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte le ha asignado una partida de 758.081 euros destinada a sufragar las “actividades de estudio y desarrollo del pensamiento político, social y cultural”. Por su parte, el departamento de Exteriores le ha otorgado 548.548 euros para costear proyectos de cooperación y promover “reformas políticas y económicas en los países en desarrollo”.

Fuente: VoxPopuki

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s