5 millones de trabajadores de Reino Unido reciben sueldos de miseria

Al menos 5 millones de trabajadores en Gran Bretaña reciben sueldos de miseria y no logran mejorar sus condiciones de vida desde hace años, un número récord en el país, de acuerdo a un informe de la Fundación Resolución.

De acuerdo a la investigación, el número de empleados que gana menos de dos tercios del promedio de paga horaria- equivalente a 7,69 libras la hora (12,37 dólares)- aumentó en 2013 en 250.000 casos, a 5,2 millones de personas.

La Fundación indicó que el problema creciente de los trabajadores mal pagados es un desafío crucial para el gobierno, ya que dificulta la recaudación impositiva para las arcas del Tesoro británico.

El gobierno confirmó que ha excluido a esos trabajadores del pago del impuesto a las ganancias y dijo que quiere aumentar el valor del salario mínimo y vital.

El informe fue dado a conocer una semana después que decenas de miles de trabajadores estatales se manifestaran en Londres, Glasgow y Belfast en demanda de mejores condiciones salariales y contra las políticas neoliberales del gobierno.

Las protestas contaron con la participación de maestros, enfermeras y trabajadores municipales, quienes se oponen a una propuesta de aumento salarial del 1%, por debajo del índice inflacionario en el país.

El reporte de la Fundación destacó que existe un problema serio de personas que están “atrapadas” en trabajos mal pagados y agregó que cerca de uno cada cuatro empleados que perciben el salario mínimo siguen cobrando ese sueldo desde hace al menos cinco años.

El salario mínimo, establecido por el gobierno, aumentó en 19 peniques de libra a comienzos de octubre, hasta 6,5 libras por hora (10,5 dólares).

En tanto, el salario mínimo en Londres, que es más elevado por los altos costos de vida en la capital, ascendió a 8,8 libras la hora (14,16 dólares).

El economista jefe de la Fundación, Matthew Whittaker, dijo que es “muy preocupante” el alto número de trabajadores mal pagos en Gran Bretaña.

“Aunque en los últimos meses se informó sobre un aumento en el número de personas empleadas, las presiones por los bajos salarios continúan”, subrayó el experto.

“Ser un empleado mal pagado y permanecer con ese salario por años no sólo crea presiones financieras inmediatas, sino que afecta de forma permanente las perspectivas laborales de las personas”, agregó.

Whittaker también explicó que los salarios bajos son malos para el gobierno, “ya que cae la recaudación impositiva en el país” y hace que aumenten los costos por subsidios para personas que trabajan pero que ganan poco.

Frances O’Grady, secretaria general del Congreso de Sindicatos británicos, consideró que muchos de los puestos de trabajo creados en los últimos años “son mal pagados, casuales y del tipo de cero-horas”.

“Esto amenaza a muchas personas y sus familias a quedar atrás, y les impide beneficiarse de la recuperación económica”, señaló.

Ansa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s