El déficit de las CCAA se dispara un 32% y crece a medida que se acercan las elecciones

La combinación es letal. Los ingresos siguen cayendo –un 0,8% hasta el mes de agosto–, los gastos continúan aumentando –un 1,8%– y, por si esto fuera poco, la proximidad de las elecciones autonómicas ha hecho meter en el cajón de las reformas las políticas de ajuste. El resultado, como no puede ser de otra forma, es un fuerte aumento del déficit de las comunidades autónomas.

En concreto, el desequilibrio entre ingresos y gastos ha crecido un 32,1% respecto del mismo periodo del año anterior. Hasta los 10.973 millones de euros. O lo que es lo mismo, el 1,03% del producto interior bruto (PIB) en apenas ocho meses. Esto supone que hasta agosto ya se ha alcanzado el objetivo de déficit previsto para todo el año (un 1% del PIB)

¿Qué quiere decir esto? Pues en palabras de los expertos de AFI (Analistas Financieros Internacionales), que existen “riesgos de incumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria” por parte de las comunidades autónomas. Y eso que han podido aumentar su recaudación debido a que han adelantado algunos ingresos, fruto de determinados cambios normativos.

En particular, en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que crece a un ritmo del 7,3%, hasta los 4.005 millones de euros. En este caso, debido al nuevo tratamiento de las plusvalías obtenidas por la venta de viviendas adquiridas antes del 1 de enero de 1995, y que a partir de 2016 tendrán que tributar. Es decir, que muchos propietarios están acelerando la venta de sus viviendas para no verse perjudicados por la nueva legislación, y eso favorece, al menos temporalmente, la recaudación.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. (EFE)El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. (EFE)El incremento, con todo, como recuerda AFI, es inferior a lo presupuestado por las comunidades autónomas, que habían previsto un aumento de la recaudación de nada menos que el 15% respecto del avance de liquidación. No será así y eso hace más difícil el cumplimiento del déficit.

No es la única mala noticia para las regiones. Las tasas de ejecución en ingresos patrimoniales y enajenaciones de inversiones reales (privatizaciones) son especialmente bajas. Como sostienen los analistas de AFI, teniendo en cuenta que las expectativas de crecimiento de estos recursos se situaban en más de 3.100 millones de euros, “es probable que se produzca una desviación significativa con respecto a la consecución de este objetivo”. Esta desviación  afecta especialmente a las comunidades que incrementaron en mayor medida estos capítulos de ingresos, como Cataluña, con un crecimiento previsto de  más de 1.400 millones con respecto a su ejecución en 2013, o Andalucía, Madrid y Valencia, que también tenían altas expectativas de crecimiento de esta partida.

Impuesto del Patrimonio

No van mucho mejor las cosas en otro impuesto cedido a las comunidades autónomas, el de Patrimonio. Los ingresos por impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio han registrado un descenso del 1,2%, con una cifra de 22.505 millones. Esta situación se ha debido a los menores ingresos del Impuesto sobre el Patrimonio en 2014, que han descendido un 16,7% por la liquidación de carácter extraordinario que se realizó en el primer trimestre de 2013; si se descuenta este efecto, el descenso sería aproximadamente del 3,6%.

Desde el lado de los gastos no financieros, lo relevante es que, pese a un contexto de nula inflación, crecen a un velocidad del 1,8%. El aumento, como recuerda la Intervención General del Estado, se ha producido “prácticamente en todas la rúbricas salvo en los consumos intermedios, que han descendido un 0,2%, y en las inversiones, que han registrado un gasto de 5.910 millones, inferior en un 6,3% al del mismo periodo de 2013″. Es decir, que el ajuste se sigue haciendo en el capítulo estratégico de la economía.

A destacar, igualmente, el gasto en pagar los intereses de la deuda pública pese al desplome de los tipos de interés. Los datos de la Intervención muestran que el servicio de la deuda de las regiones, con 5.503 millones de euros, ha aumentado en un 10,1% con relación al año anterior. Esta situación se ha debido a los intereses devengados por los préstamos del Fondo de liquidez Autonómico (FLA), 1.286 millones hasta agosto de 2014 y de 764 millones en 2013; asimismo, los intereses satisfechos por los préstamos del Fondo para la Financiación de los Pagos a los Proveedores (FFPP) ascienden a 353 millones hasta agosto de 2014.

El resultado que ofrece AFI después de conocer estos datos no ofrece dudas. En 2014, las regiones no cumplirán los objetivos de déficit ni este año ni tampoco el próximo. Su previsión de cierre para 2014 se sitúa  ligeramente por encima del 1,4% del PIB, y cercana al 1,5% que  anticipó la Autoridad Fiscal Independiente (AIREF)  e inferior a la previsión de  FEDEA publicada esta misma semana que se situaba en el 1,8%  del PIB.

En 2015, según los cálculos de AFI, el déficit mejora hasta el 1,2% “pero el agregado autonómico incumpliría de nuevo el objetivo de  estabilidad presupuestaria”. En el Programa de Estabilidad el Gobierno se comprometió ante Bruselas a lograr un desequilibrio del 0,7% del PIB.

Fuente: El confidencial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: