Uno de cada cinco madrileños vive en situación de riesgo de pobreza

La tasa riesgo de pobreza y exclusión social en la Comunidad de Madrid se sitúa en el 20,1 por ciento (cerca de 1.300.000 personas), lo que significa que uno de cada cinco madrileños vive en esta situación, según un informe elaborado por CC.OO. con datos recogidos por la Secretaría de Política Social e Igualdad y extraídos de la Estrategia Europa 2020 (AROPE).

Agencias

Así, estas cifras viven bajo este panorama, lo que en términos económicos se traduce en el 13,4 por ciento de la población madrileña, según ha destacado la elaboradora del informe y secretaria del departamento en el sindicato, Ana González Blanco.

Otro dato a destacar y que “preocupa especialmente” es el que hace referencia a la tasa de personas con carencia material severa en la región madrileña y que se sitúa en el 7,3 por ciento, “más de un punto por encima de la media nacional (6,2%), siendo el único indicador superior a la media del Estado”.

Desde el sindicato destacan que la crisis muestra que la pobreza expresa un rostro generacional. Así, el mayor porcentaje lo registran las personas jóvenes de 16 a 29 años, cuyo riesgo de pobreza y exclusión social se sitúa en 26,4 por ciento, “siendo el tramo de edad más amenazado en los últimos tres años”, puesto que en el año 2010 fue del 18,1 por ciento.

Los menores de 16 y las personas entre 45 y 64 años, registran un 21,4 por ciento de riesgo de pobreza o exclusión social. “En las edades maduras este porcentaje supone unas consecuencias nefastas de cara a la jubilación”, ha incidido González Blanco.

PERSONAS MAYORES; “DIQUES DE CONTENCIÓN” Por otro lado, el informe advierte de que las personas mayores se convierten en los principales “diques de contención” de las familias en crisis. “Durante el periodo de crisis sólo ha aumentado el gasto familiar en aquellos hogares en los que el principal sustentador es una persona mayor de 65 años”, han puntualizado.

En este sentido y según el Hispanobarómetro de la Fundación 1° de Mayo y con datos extraídos de la EPA, el 19,4 por ciento de los hogares madrileños está sustentado por una persona que cobra pensión de jubilación siendo la media nacional del 19,9 por ciento.

83% CONTRATACIÓN TEMPORALNo obstante, la pobreza afecta también a la población activa. De esta forma, el fenómeno conocido como “trabajadores pobres” ya no son “garantía económica” al existir un 11,6 por ciento de personas ocupadas que se encuentran en riesgo de pobreza, “una cifra que crece año tras año y que difumina la frontera de la pobreza puesto que ya no se vincula con los sectores marginales”.

Profundizando en este fenómeno, González Blanco añade que se puede advertir que la pérdida salarial se produce “en aquellos trabajadores con contrato temporal que son los contratos más precarios y más numerosos de la región”. Así y según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 83 por ciento de la contratación es temporal frente al 17 por ciento que es indefinida.

Siguiendo esta línea, la tasa de paro de la población madrileña ha crecido más de 12 puntos desde el inicio de la crisis, del 6,40 en el 2007 al 17,53 por ciento del tercer trimestre de este año 2014.

Con respecto al paro juvenil, Blanco ha calificado de “alarmante” el crecimiento de la tasa de paro “que se ha visto triplicada” pasando del 16,38 al finalizar 2007 al 47,57 por ciento en la actualidad.

En los hogares monoparentales, el riesgo de encontrarse en situación de pobreza y exclusión social alcanza el 47,6 cuando la tasa general es del 20,1 por ciento. Además, más de 212.000 hogares madrileños se encuentran en situación de riesgo social al encontrarse todos sus miembros en paro. Esgrimiendo de esta cifra, un 20,73 por ciento de los hogares “tiene a la mitad de sus miembros en paro”.

“Este riesgo aumenta cuando no existe protección social. Estimamos que de estas familias en riesgo, cerca de 117.000, prácticamente la mitad, se encuentra en situación de emergencia social ya que no perciben ningún tipo de ayuda ni prestación”, ha asegurado.

AUMENTAN DESAHUCIOS UN 25,3%   Asimismo, en el primer trimestre de 2014 el número de desahucios ha aumentado un 25,3 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior. De esta forma, el 18,7 por ciento de los lanzamientos se han realizado en la región madrileña, siendo ésta la tercera comunidad con mayor número por detrás de Cataluña y Valencia.

Junto a ello y otras  el informe estima que más de 300.000 hogares se encuentran en situación de riesgo de pobreza energética.

54,9% NO RECIBEN PRESTACIÓN   Con respecto a los datos desprendidos sobre las prestaciones, el informe matiza que el 54,9 por ciento (más de 320.000 personas paradas) no reciben ningún tipo de prestación y que entre diciembre de 2007 y septiembre de 2014, este porcentaje ha crecido un 479,16 por ciento.

No obstante, los datos registrados en septiembre de 2014 muestran que las personas desempleadas con prestación cobran un 2,09 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior, “viéndose cada vez más empobrecidos”. Así, la cuantía media pasó de ser de 860 euros al mes a 842 euros mensuales en 2014.

Asimismo, las pensiones no contributivas, desde el inicio de la crisis, han crecido un 9 por ciento. La cuantía básica de las PNC se sitúa claramente bajo el umbral de la pobreza, 5.122,60 euros al año, destaca el mismo informe.

Finalmente, la Renta Mínima de Inserción (RMI) es el último eslabón de “protección” y el mecanismo por excelencia para la lucha contra la pobreza y la exclusión. De este modo y en situación de crisis, se encuentra “estancada” en las 19.000 familias en los dos últimos años.

“Este indicador es hoy un instrumento de contención de las desigualdades muy limitado” puesto que actualmente la media por familia es de 392 euros al mes, “una cantidad insuficiente para cubrir los gastos esenciales de una familia”. Una situación, “agravada” desde la congelación de la cuantía en 2010.

Con todo ello, el secretario general de CC.OO. Madrid, Jaime Cedrún, ha asegurado que estas situaciones están provocadas por “políticas de austeridad y ultraliberalismos”, un binomio que ha destacado no ser compatible y que, por ello, generan “desigualdad, pobreza y fracaso económico”.

“Se podría actuar en política fiscal y en los salarios con la mejora del salario mínimo interprofesional y el incremento en los convenios, además de realizar un plan de rentas para paliar los niveles de pobreza”, ha aseverado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s