“Frente a la violencia de los poderosos podemos oponer la noviolencia activa”

guerra fria
Traté de expresar en ella que la violencia solo genera violencia y que cuando la sufrimos, comprobando la saña de quienes la practican con hipocresía y frialdad tan extremas, podemos oponer a ella la no violencia activa.

Entrevista a Cristóbal Orellana de RANA (Red Antimilitarista y Noviolenta de Andalucía)

Cristóbal Orellana es una persona muy conocida en Jerez por su militancia ecologista y pacifista; y los muchos textos que ha publicado. Le preguntamos:

¿Cómo valoras la situación social que vive Jerez?¿Estamos ante una violencia inusitada por parte del régimen en forma de desempleo, marginación….?

La valoro con indignación y con la máxima preocupación. Se está engañando a la población sin piedad diciéndole que se está haciendo todo lo posible…. Pero no se está haciendo nada para crear puestos de trabajo… excepto decir (bla bla bla) que se está haciendo todo lo posible para crear puestos de trabajo, en una especie de pirueta verbal autoexculpatoria –por parte de las autoridades– que solo genera confusión, impotencia y amargura. Mientras tanto, se mantiene un nivel de desempleo escalofriante, se deterioran los servicios públicos, se privatizan cosas, aumentan los precios, las familias pierden poder adquisitivo, etc. Los elementos más dolorosos de esta situación me parecen la amputación del presente y del futuro de los jóvenes por un lado, y por otro lado la dramática situación social -de sobrevivencia- en que se encuentran decenas de miles de personas en Jerez. Sí, estamos ante un fenómeno descarado, frío y extraordinariamente agresivo de violencia del régimen autodenominado democrático contra el pueblo, no lo dudes.

Cuando en el blog se lee Noviolencia ética y política (No a la Guerra, sí a la Paz y el Desarme), ¿qué queremos decir exactamente?.

Bueno, todas y cada una de esas palabras quieren decir muchas cosas. Intentaré explicarlo muy sintéticamente: a) que hay que optar por la No Violencia, al modo de Gandhi, para resolver las situaciones de injusticia, b) que hay que hacerlo, simultáneamente, en dos planos complementarios entre sí: lo ético y lo político, c) que las guerras -que son las formas máximas de violencia de los estados contra sus poblaciones para mantener sus sistemas de dominio- deben ser suprimidas del ámbito de las relaciones internacionales, y d) que para frenar los distintos tipos de militarismos y violencias políticas hay que fomentar la cultura de la Paz y del Desarme. Especialmente, pienso que la Ética sin Política carece de sentido y viceversa.

¿Estamos ante un reflujo de las movilizaciones pacifistas? Lo decimos porque, por ejemplo, la manifestación de rechazo a la base de Rota no está en su mejor momento desde el punto de vista de asistencia.

Ese “reflujo” del que hablas afecta a toda la izquierda. Es un fenómeno complejo. Es verdad que ya no hay una gran oposición a la mili obligatoria (porque terminamos con ella hace unos años), que la gente apenas se acuerda del gran debate de la OTAN y de los euromisiles de los años 80, que son pocos los que acudimos a las marchas contra las bases de Rota, Morón y Gibraltar. Sí, el pacifismo que sacó a la calle a todo el país en el año 2003 diciendo “No a la guerra” parece como dormido. No obstante, sigue habiendo una enorme resistencia de la gente al intervencionismo militarista del PSOE y del PP (Líbano, Afganistán, Irak…), a temas como el peligroso escudo antimisiles en Rota, etc. El movimiento pacifista resiste y no tira la toalla, igual que resisten el feminismo, el ecologismo, etc.

¿Qué hay que decirle a las personas y colectivos de Rota que piensan que al menos la Base crea empleo y el pacifismo no tiene alternativas laborales para ellos?

Las bases de Morón y Rota están haciendo EREs uno tras otro. Pero parece ser que Podemos-Rota ha declarado, generando gran sorpresa por ello, que está a favor del empleo de la Base de Rota. Yo creo que tendrán que pensar un poco mejor su postura porque Podemos procede claramente del 15-M y el 15-M asumió, por activa y por pasiva, el No a la Guerra, la No Violencia, la denuncia de los multimillonarios gastos militares, etc. La industria de la guerra, la Base de Rota, tampoco es una “alternativa laboral” porque no construye nada, sino que destruye muchas vidas humanas. No se debe olvidar para qué sirve la Base de Rota. Los pacifistas hemos dicho que cabe la posibilidad de reconvertir esta base nuclear en una instalación de carácter completamente civil que se dedique a la solidaridad internacional. África lo necesita y, además, no debemos olvidar los grandes riesgos que corremos todos los habitantes de la Bahía de Cádiz por causa de la presencia en Rota de sofisticados sistemas de armas como el llamado escudo antimisiles, asociado a la estrategia nuclear de las grandes potencias. Nosotros no somos ni economistas ni especialistas en planes de empleo, sino personas, trabajadores, madre y padres de familia, etc., que decimos que hay que respetar la vida humana y que bombardear otros países desde Rota y Morón no es tolerable. Pablo Iglesias también ha dicho: “Vamos a intentar que las bases americanas en suelo español desaparezcan a la vez que salir de la OTAN, no queremos militares extranjeros en suelo español”.

¿Qué te sugiere la frase “Paz entre los pueblos, guerra entre las clases”?

Pues me parece una frase desafortunada porque incluye la guerra como una opción para arreglar los problemas entre las clases sociales. Por otra parte, el concepto “clase social” habría que matizarlo hoy bastante, pues no hay dos o tres clases sociales como antes, sino que asistimos a un fenómeno sociológico de fragmentarismo donde hay una multiplicidad de situaciones e intereses. Pero, ciertamente, también se observa una polarización entre muy ricos y muy pobres, y es posible aún agrupar todo ese fragmentarismo en 4 sectores diferenciados: grandes capas de población empobreciéndose (a), otras ya severamente empobrecidas (b), otras que no lo están en absoluto porque se encuentran cerca de los poderosos (c) y una última de gente muy rica (d). Más que de guerra entre clases, soy partidario de trabajar por una sociedad igualitaria y sin clases por un camino de Justicia, no de enfrentamientos armados.

Apoyaste sin dilación las movilizaciones del 15M, ¿es posible que reforma más reforma consigamos una sociedad mejor o será necesario romper el actual marco institucional? ¿Qué pasa si la otra parte se niega y usa la violencia sin reparo ni medida?

Soy partidario de rupturas, no de reformas. Pero la ruptura tiene que ser democrática, asamblearia y no violenta. El marco institucional hay que cambiarlo a marcha forzada. El que hay es un puro desastre que no solamente está generando corrupción a manta y pobreza entre la población, sino también otros problemas, no menos graves, como el militarismo o la degradación ambiental generalizada. Claramente: este sistema no sirve y debe ser sustituido por otro. No caben ya paños calientes. Los bancos y los especuladores tienen que dejar de manejar los parlamentos como títeres. Se requiere con toda urgencia un gran cambio de rumbo. Por otra parte, dudo mucho que una “ruptura” pueda hacerse, como a la vieja usanza, en dos días. Progresivamente, se requieren pasos, medidas concretas, cambios palpables, alternativas prácticas que la gente pueda ir poniendo en marcha día tras día… y esto implica que hay que ir implementando esas nuevas medidas una tras otra, paulatinamente. Por ejemplo: en materia militar, nosotros exigimos un cambio radical, de 180º, pero sabemos que este no va a tener lugar en dos días.

“La otra parte” YA se está negando y YA está usando la violencia para impedir no ya solo cualquier cambio rupturista, sino también cualquier reforma que perjudique lo más mínimo a los tiburones de muy arriba. Incluso lo está haciendo con bastante poco reparo y con bastante poca medida… Sabemos que hay cuerpos de élite de las Fuerzas Armadas que están siendo entrenados para sofocar, si el régimen lo considerara necesario, posibles levantamientos sociales a gran escala. Lo que la Marina de Guerra le acaba de hacer a Greenpeace en aguas canarias deja claro el asunto. Efectivamente, la represión política generalizada contra los movimientos sociales, la Ley de Seguridad Ciudadana, etc., son comportamientos violentos por parte de quienes tienen la sartén por el mango y no están dispuestos a ceder. Saben bien que ahora el pueblo se está quitando la venda [los corrosivos entresijos de la transición] de los ojos.

¿No a la violencia en cualquier caso? O lo que es lo mismo, qué hacemos con el derecho a la defensa en situaciones como la de Gaza o Siria ante el acoso e invasión de la OTAN

Efectivamente, no a la violencia en cualquier caso. No porque yo quiera hacerme santo y no porque yo quiera que nadie lo sea. Sino porque siempre la violencia engendra violencia y porque, actualmente, el poder destructivo de los arsenales ha sobrepasado el nivel en que se mueve el “derecho a la legítima defensa”. Me explico brevemente: ¿Rusia tendría derecho a atacar preventivamente a EE.UU. [como ejercicio de legítima defensa] con sus armas atómicas si Obama lograra inutilizar su arsenal estratégico con el escudo antimisiles?. En ese nivel el derecho a la legítima defensa significaría, seguro, la destrucción completa del planeta. En Siria todos arguyen, para justificar lo que están haciendo, el “derecho a la legítima defensa” … Pienso, y así lo he denunciado públicamente muchas veces, que la violencia mortífera (en sus distintas formas) y los ataques militares de los poderosos contra los débiles en tantas partes del mundo no deben tolerarse nunca y bajo ningún concepto, pero también pienso que no se debe responder con violencia. En la práctica, la violencia de sectores de Hamás no está logrando parar los ignominiosos crímenes contra la humanidad que está cometiendo el gobierno de Israel, cuya impunidad es aterradora.

Gandhi decía algo así como: “sé tú el cambio que pides para los otros”. Yo traduzco esto de forma sencilla: si quieres la Paz, practica la Paz y la Justicia. No se trata de poner la otra mejilla, sino de abordar las injusticias sin eliminar de un tiro a quien las comete. La no violencia no es ni tiene nada que ver con renunciar al legítimo derecho a defenderse de las agresiones, sino renunciar a matar o a vejar a otros seres humanos.

Fuente: http://noviolencia62.blogspot.com.e…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s