Tras el 24-m, vuelve el zapaterismo sin Zapatero

x Marat
Las elecciones municipales y autonómicas del pasado domingo 24 de Mayo muestran un vuelco mayoritario del mapa institucional español y anticipan la posible debacle del PP

 Zapatero se ha convertido en un referente progresista mundial”(Tesis doctoral de Pablo Iglesias Turrión)

Las elecciones municipales y autonómicas del pasado domingo 24 de Mayo muestran un vuelco muy mayoritario del mapa institucional español y anticipan una más que posible debacle del PP en las elecciones generales próximas.
El hartazgo social ante una corrupción sistémica, mucho más que ante las draconianas medidas de austeridad, recortes sociales, altísimos niveles de desempleo y gran extensión de la pobreza en el país, lo ha hecho posible.
Aunque Barcelona y Madrid capital son, a primera vista, las más llamativas expresiones del llamado cambio, frente al que en la gran mayoría de las plazas del territorio del Estado español no bastaría para impedirlo una alianza con Ciudadanos, lo cierto es que la sustitución de siglas es casi total.Quisiera detenerme en primer lugar en el caso de Barcelona capital que, junto con los tres territorios históricos de Euskadi han experimentado el efecto del caballo de Troya “empoderado”, el cuál ha servido para debilitar la opción soberanista. En el caso de Bildu, les imagino arrepentidos de su coqueteo con Podemos. El españolismo patrio nunca ideó mejor invento.
Barcelona, con el éxito de la candidatura encabezada por Ada Colau, ha supuesto un mazazo formidable sobre la cabeza del convergente Trias, si bien no ha cambiado tanto el peso nacionalista, en sentido amplio, de otros municipios de Cataluña, donde el soberanismo incluso se refuerza. En cualquier caso, el hundimiento en las cuatro provincias del PSC, ya visible en otros comicios, y la atomización del voto barcelonés son dos cuestiones a tener en cuenta. Respecto a la segunda cuestión, la elección de la persona que encabezará la alcaldía de Barcelona pondrá a prueba la tensión entre el eje “izquierda”-derecha y el del nacionalismo catalán vs. nacionalismo español.

El caso de Madrid merece un tratamiento particular porque la previsible no investidura de la capital de una Esperanza Aguirre, que bien pudiera acabar su carrera política imputada por corrupción, derrotada por una más que posible coalición de la marca blanca podemita (Ahora Madrid) y el PSM, tiene que ver más con el fantasma de Tierno Galván reencarnado en Manuela Carmena, y con las “habilidades” de la Condesa consorte de Bornos para pisar callos, hacer el ridículo sin sentido del mismo, emplear un lenguaje matonesco y crearse enemigos tanto fuera de su partido como dentro de él, que con unas supuestas cualidades de arrastre de Podemos sobre unas marcas blancas que le darán muchos quebraderos de cabeza en los tiempos venideros. Ya se los han dado en muchas localidades primero a los electores que buscaban al partido del circulo morado y se hallaban con una sopa de nombres (Ahoras varios, algunos Ganemos, EnComunes diversos, Sísepuedes y mil nombres más).

La prueba de que el arrastre carismático de Manuela Carmena nada tiene que ver con el peso real de Podemos en estas elecciones es que por lo que respecta a los resultados de las municipales el desplazamiento del PP por el Gobierno no pasará por este partido y sus comparsas -con la excepción de Cádiz- sino por el PSOE de Pedro Sánchez, que ayer prácticamente alcanzó al PP en votos y porcentaje.
Lo mismo cabe decir de los resultados de las autonómicas, donde Podemos ha quedado no como primera fuerza en ninguna Comunidad Autónoma, ni como segunda, sino como tercera. Parece que La cara de Pablo Iglesias en su comparecencia en tv era un poema.

Sabemos ya que Echenique, conato frustrado de Richelieu, no será presidente de Aragón, ni el sibilino Montiel, desplazado a colista (el quinto) de entre los cabezas de candidatura electos en la Generalitat Valenciana. Tampoco el mediocre José Manuel López, a 10 escaños de distancia del opaco Gabilondo, el cuál posiblemente no logre alzarse con la Comunidad de Madrid, dado que la suma de escaños de PP y Ciudadanos da la mayoría absoluta
La frase de Pablo Iglesias en dicha comparecencia de “nos hubiera gustado que el desgaste de los grandes partidos fuera más rápido” corrobora, fanfarronadas aparte sobre el carácter histórico del 24M y sobre ser “la palanca del cambio” -¿o será el palancanero?-, que sabe muy bien el papel que le toca a partir de ahora: el de escudero muletero del PSOE.
Desde el mismo día 25 de Mayo sonarán los teléfonos para ir avanzando sobre lo tratado en las primeras conversaciones de las últimas horas del 24, habrá reservados en restaurantes en los que se escuchen risas y susurros, el chalaneo será moneda de cambio, se producirán ofertas y contraofertas, personajes que habían pasado a segundos y terceros planos cobrarán relevancia en el acercamiento de voluntades y como muñidores oscuros de pactos. Se dirá mucho, off the record, eso de “te rasco tu espalda si tú rascas la mía”. Intercambio de cromos y negociación de sillones, vaya. Cádiz capital por la Comunidad de Andalucía y Madrid capital por el resto de capitales y de CCAA donde la suma de la rosa y los círculos lo haga posible. En el caso de la Comunidad de Madrid Ciudadanos sopesará con qué posible aliado puede rascar más, si con el PSOE o con el PP. Claro que una carambola a tres bandas también con los podemitas, lo mismo le hace un roto al tapete de la mesa de billar de su base electoral.
A la plebe se lo venderán con un lazo muy bonito de “gobiernos de progreso”, regeneración, transparencia, cambio de rumbo en la política económica, servicios, protección a los más débiles, “reversión” de las privatizaciones realizadas en Ayuntamientos y Comunidades Autónomas. Ah, no, lo de la reversión, cuando mejore la economía porque se necesitarían enormes partidas extrapresupuestarias para indemnizar a los sectores empresariales que hicieron su agosto con las privatizaciones de los servicios públicos.
¿En qué quedó aquello de PPSOE, de “PSOE y PP la misma mierda es” o de la expresión delicadamente enunciada por el ex afilado del PSOE, Monedero ,el PSOE y el PP no son la misma mierda pero cagan parecido”? El PSOE ha sido milagrosamente “des-castizado” pero aún nadie nos lo ha anunciado públicamente. ¿O es algo aceptado tácitamente por los votantes del PSOE y de Podemos partidarios del pacto por “el cambio”? La política es el arte predilecto de los cínicos.
Bueno pero, si va a cambiar su política, el PSOE “bien vale una misa”…o 100.000. Todo “por el cambio y la gobernabilidad”. ¿O será por pillar cacho, ya que cielo se va a tener que tomar no por asalto, ni por consenso sino por pacto? Ya que lo viejo tarda mucho en “doblar la servilleta” (morir), si no puedes con tu enemigo, únete a él.

Quizá a más de uno se le nuble la vista y se le corte la sonrisa de ensueño pensando en su nuevo despacho cuando, al llegar a tomar posesión del mismo, se encuentre sobre la mesa una nota que diga “la caja está vacía” y al abrirla, para comprobar si es cierto, se encuentre en ella sólo una araña que cuelga de su tela emulando a Tarzán en su liana. De momento, el Gobierno en funciones de Fabra en la Generalitat Valenciana lo ha dejado hasta por escrito el mes pasado. Y el Ayuntamiento de Madrid tiene 5.000 millones de deuda. Presumo que la inmensa mayoría de Ayuntamientos y CCAA no goza precisamente de una economía muy boyante.
¿Qué dará entonces el “pacto de progreso” a los empoderados votantes, a esa “gente”, y a esas “personas” que no parecen pertenecer a clase alguna que no se reconozca en una media venida a menos?

De momento, como me decía el otro día por teléfono un amigo muy apreciado, cambio de caras, que reconforta -han ganado “los nuestros”-, un poquito de justicia, con cuentagotas, no vaya a sentar mal, mandando a unos cuantos enchufados al paro para poner a otros, y trans-parencia, mucha trans-parencia que, andando el tiempo se verá que es más a-parente que real. Durará lo que dura un bonito cuento narrado a infantiles mentes antes de despertarlas con alguna pesadilla.

Cuando se den cuenta, pasadas unas elecciones generales que volverá a ganar el PSOE, practicando un zapaterismo barato de ese que amaga por la izquierda y pega por la derecha, que aprueba medidas de bajo coste o gratuitas, que no cambia nada en lo esencial, que no lleva más que a un nuevo giro de la noria de la eterna transición hacia el mismo punto de partida, que de constituyente no tiene ya ni el nombre porque apenas se escucha ya, y que de recuperación de derechos sociales perdidos nada de nada, el despertar producirá la misma resaca que produjo el período que va de los primeros ayuntamientos democráticos hasta varios años después del triunfo del PSOE de Felipe González: una gran paz social, producto de una enorme desmovilización, por absorción institucional de los líderes sociales y por exceso de confianza en la sustitución de la calle por las urnas.

La segunda transición, así lo titulan los medios, ha comenzado, pero ésta es 2.0, con palmeros tuiteros, unos sospecho que profesionales y otros con muchas ganas de llegar a serlo. Mientras tanto, las calles han sido vaciadas. Esto funciona muy bien cuando el personal busca salvadores, antes que ser él mismo el que emprenda la lucha tomándola en sus manos.
Teseo continuará atrapado en su laberinto a expensas del Minotauro de pelaje alterno mientras siga sin aparecer en escena Ariadna con su hilo.

Texto completo en: http://www.lahaine.org/tras-el-24-m-vuelve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s