España acepta convertir Morón en base permanente de Africom

Sin debate parlamentario, sin firma oficial, sin transparencia durante la negociación y con pocas críticas
El responsable de Exteriores de EEUU, John Kerry, se rompió este sábado el fémur montando en bicicleta, lo que ha provocado la anulación de su viaje a España donde tenía previsto bendecir lo que se ha presentado como incremento de marines en la base aérea de Morón.

Sin embargo, la decisión del último consejo de ministros va mucho más allá: España ha aceptado convertir Morón en base operativa de Africom, el mando militar de Estados Unidos para África y el Mediterráneo, tras varios intentos infructuosos por parte norteamericana para encontrar un lugar sobre suelo africano, en Marruecos o Nigeria; y tras años de presión sobre el Gobierno español.

El proceso ha sido opaco y familiar. Como ya ocurrió en 2011, cuando Zapatero aprobó en las últimas semanas de mandato la participación de la base naval de Rota en el escudo antimisiles, Estados Unidos ha utilizado la misma estrategia con Rajoy. Fin de legislatura equivale a importante acuerdo con EEUU en Defensa.

En este año electoral 2015 los gobiernos español y norteamericano han negociado sin publicidad ni debate parlamentario los términos del acuerdo.

En abril de 2013 el Gobierno autorizó una presencia temporal de 500 marines y ocho aeronaves en Morón “cuya misión principal era la ejecución de operaciones de respuesta ante crisis, contingencias de ámbito limitado y operaciones logísticas para proteger sus instalaciones, personal y ciudadanos en regiones del norte y oeste de África”.

De nuevo a solicitud de los Estados Unidos de América, en marzo de 2014 se renovó la autorización del citado despliegue temporal con un incremento de efectivos a 850 infantes de marina, número que podría alcanzar los 1.100 durante las rotaciones de fuerzas por el solapamiento temporal de efectivos, y 17 aeronaves. A los cometidos de la fuerza se añadió el de adiestramiento y ejercicios bilaterales y multilaterales en Europa y África.

El pasado viernes 29 de mayo la autorización temporal se convirtió en permanente y se elevó hasta 3.500 militares y 40 aeronaves. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, como única contrapartida hasta ahora conocida, destacó a la salida del consejo que, en la negociación del documento, el Ejecutivo español ha insistido en las cuestiones que “tienen un impacto local en materia de inversiones y empleo”, y que el texto recoge “la intención estadounidense de invertir 29 millones de dólares en infraestructuras”. Además, ha asegurado que la soberanía nacional queda garantizada porque el convenio exige la autorización del Gobierno español para todas las operaciones unilaterales de los Estados Unidos.

Para añadir información hay que acudir al Senado norteamericano, donde el general David Rodríguez declaraba este mes de marzo que este mando “es responsable de apoyar la protección del personal y las instalaciones estadounidenses en África y los 15 puestos diplomáticos de alto riesgo y de alta amenaza que se encuentran en el área de responsabilidad”.

Añadía el general Rodríguez que “nuestras fuerzas de respuesta constan de elementos del Ejército de Estados Unidos y de la Fuerza Aérea instalados en Yibuti; una fuerza aeroterrestre de Infantería de Marina y dos equipos de seguridad de la flota antiterroristas con sede en España. También contamos con elementos de Operaciones Especiales de la Fuerza de Respuesta de Crisis ubicados en Alemania y el Reino Unido”.

El pasado 19 de mayo el mando de Africom estuvo en España. Durante su encuentro, Morenés y Rodríguez alabaron, según informó el Ministerio de Defensa, “la cooperación que en el ámbito militar existe entre ambos países, ya que distintas unidades de las Fuerzas Armadas españolas han participado en ejercicios liderados por el USAFRICOM. Igualmente, la colaboración se extiende a programas de seguridad cooperativa como el ‘African Partnership’, el ejercicio de operaciones especiales ‘Flintlock’ y los ejercicios ‘Saharan Express’ y ‘Obangame Express’ en el ámbito naval”.

Se informó entonces que a partir de julio de 2015 está previsto que un oficial de enlace español se integre en el Cuartel General del USAFRICOM, situado en la ciudad alemana de Stuttgart.

Alcaraz (IU): “España está ocupada militarmente” Las críticas al acuerdo proceden en solitario hasta el momento de Izquierda Unida. Reconociendo la exageración, quien ha sido diputado por IU y portavoz en la Comisión de Defensa del Congreso, Felipe Alcaraz, decía este fin de semana que “España es hoy un país intervenido económicamente y militarmente invadido”.

En el marco de una jornada sobre Defensa organizada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid por el eurodiputado de la coalición Javier Couso, Alcaraz denunciaba las “trampas constantes” en asuntos militares, de las que acusa al bipartidismo PP-PSOE, recordando el incumplimiento de las condiciones que España impuso para su entrada en la OTAN, como fueron la no integración en la estructura militar de la Alianza, la de no almacenar o introducir armamento nuclear en suelo hispano y la reducción de la presencia militar de EEUU en la península.

En su opinión, la participación de España en Africom y el incremento de medios y personal de EEUU en las bases andaluzas “lo van a hacer deprisa y corriendo por si cambia el Congreso en noviembre”.

Recordaba Alcaraz que Morón cuenta con la pista de aterrizaje más larga de Europa y que la base alberga también el sistema de vigilancia electro-óptica del espacio profundo de la Fuerza Aérea de EEUU, unas instalaciones únicas fuera de territorio norteamericano relacionadas con el seguimiento de satélites civiles y militares.

Por su parte, el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha mostrado también este sábado su rechazo a que la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) se vaya a convertir, a su juicio, en “la gran base de intervención militar de Estados Unidos en África y el Mediterráneo”.
Para el líder andaluz de IU, la base de Morón se va a convertir en “el gran ojo del espionaje norteamericano”. Maíllo ha cuestionado que dicho acuerdo vaya a generar beneficio en el citado municipio sevillano, al hilo de lo cual ha subrayado que en la base se han realizado ya “varios expedientes de regulación de empleo de trabajadores”, y “por el convenio está desmantelando el poco trabajo que se generaba en la propia base”. “La única generación de empleo que se va a crear en la base va a ser para civiles y militares norteamericanos”, ha apuntado.

Consejo de ministros El Consejo de Ministros autorizó este viernes 29 de mayo la firma del Tercer Protocolo de Enmienda del Convenio de Cooperación para la Defensa entre el Reino de España y los Estados Unidos de América de 1988 para el despliegue permanente en la base aérea de Morón de la Frontera de una fuerza militar de respuesta de crisis.

Atendiendo a la “situación de inestabilidad internacional, en diciembre de 2014 Estados Unidos solicitó que el despliegue temporal en la base aérea de Morón de la Frontera de una fuerza militar de respuesta de crisis de los Estados Unidos continúe por un plazo indefinido y que se incrementen los niveles máximos de fuerza y aeronaves autorizados”.

A fin de acomodar dicho despliegue por tiempo indefinido, era preciso proceder a una enmienda del Convenio de Cooperación para la Defensa. En este sentido, el Consejo de Ministros autorizó el 23 de enero a los Ministerios de Asuntos Exteriores y Cooperación, y de Defensa a negociar conjuntamente con los Departamentos de Estado y Defensa de Estados Unidos el correspondiente Protocolo de Enmienda.

El Tercer Protocolo de Enmienda, establece los términos y límites bajo los cuales España autoriza el despliegue de la Fuerza militar de respuesta de crisis estadounidense en la Base Aérea de Morón. El texto se refiere, específicamente, al artículo 2 del Convenio, que exige la autorización del Gobierno español para todas aquellas misiones que no sean de carácter bilateral o multilateral.

“Este Protocolo -dice Moncloa- representa un sustancial avance en el fortalecimiento de las relaciones entre ambos países en el ámbito de la defensa: por una parte, tiene como objetivo contribuir a la estabilidad y a la seguridad común en Europa, África y Oriente Próximo; por otra, la fuerza militar tendrá como misión fundamental la protección de los ciudadanos e instalaciones de los Estados Unidos de América y de España, así como de otros Estados miembros de la Alianza Atlántica, y el apoyo del adiestramiento conjunto bilateral y la cooperación para la seguridad regional”.

El Protocolo modifica los niveles de fuerza y medios aéreos permanentes y temporales en la Base Aérea de Morón. Para el despliegue de los medios temporales, que no de los permanentes, se establece un sistema previo de consultas al más alto nivel entre los Ministerios de Defensa.

En paralelo al Tercer protocolo de Enmienda, el Gobierno ha negociado un Acuerdo Conjunto de Entendimiento de Defensa en el que se desarrollan diversos aspectos relativos a la aplicación del anterior. Los ámbitos que aborda el documento son adiestramiento y operaciones, interoperabilidad y cuestiones de especial interés local como las inversiones y disposiciones relativas a la contratación de personal.

En concreto, respecto a las inversiones necesarias en materia de infraestructuras y obras en la Base Aérea de Morón de la Frontera para adaptar sus instalaciones al despliegue de la fuerza, se estima que ascenderán a unos veintinueve millones de dólares para los años 2015 y 2016. “El coste será asumido íntegramente por los Estados Unidos de América”, señalaba Presidencia.

Wikileaks informa La filtración masiva de mensajes oficiales por parte de Wikileaks permitió conocer en 2008 un cable enviado por la embajada de Estados Unidos en Madrid a Africom en el que ya se hacía explícito el interés norteamericano por España.

En el mensaje, clasificado como ‘confidencial’, el entonces embajador Aguirre escribía al mando de Africom sobre la importancia de la cooperación militar hispano-norteamericana: “las bases de Rota y Morón son centros logísticos estratégicos, a medio camino entre EEUU, Afganistán e Irak. Alrededor de 4.000 vuelos de aviones norteamericanos y 250 atraques de buques” son las cifras anuales que mencionaba, hoy superados.

Con afirmaciones como que “los militares españoles, especialmente la Armada, son pro norteamericanos y pro OTAN”, el cable de la embajada aseguraba también que “Rota puede ser una de las localizaciones a considerar para la localización del cuartel general” de Africom, ahora y desde su creación en 2007 en Alemania.

Planteaba Aguirre la oportunidad de instalar en Rota el centro de inteligencia conjunta para operaciones de Africom, y decía que tanto Zapatero como los ministros Moratinos y Alonso estaban entusiasmados con la idea.

Se hacia alusión también a la posibilidad de añadir Tarragona y Las Palmas al listado de puertos donde pueden atracar los buques de EEUU de propulsión nuclear, que se añadirían a los ya autorizados Cartagena, Palma de Mallorca y Rota; y señalaba el puerto canario como especialmente atractivo para las actividades de Africom.

En cualquier caso, el embajador Aguirre aconsejaba proceder en todos estos asuntos “con cautela”, ya que preveía “resistencia” a estas demandas en el “nivel político”. La cautela y las presiones al nivel político han tenido resultados siete años después.

Fuente: La haine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s